martes, 1 de agosto de 2017

JOSÉ MALCAMPO Y MONJE

Nacido en San Fernando (Cádiz) en 1828 y fallecido en Sanlúcar de Barrameda en 1880. Tuvo una destacada participación política tras la revolución de 1868 que derrocó a Isabel II. Senador y miembro del partido progresista, sucedió a Ruiz Zorrilla al frente de la Presidencia del Consejo, desde octubre de 1871a diciembre de 1872, ejerciendo al mismo tiempo las carteras de Marina y Estado. Fue nombrado gobernador de las Filipinas por un decreto de abril de 1874, tomando posesión del cargo a su llegada a Manila en junio de ese mismo año.

Su gobierno transcurrió en un creciente clima de descontento de la clase ilustrada filipina hacia las autoridades coloniales españolas y el estamento clerical, una vez liquidado el período reformista de 1869-1871 y tras los ecos de la represión del levantamiento de Cavite, en enero de 1872. Con el fin de aliviar la tensión, Malcampo solicitó y obtuvo de Madrid el indulto de algunos de los condenados por aquel episodio. Cumpliendo instrucciones, reformó, en 1876, el sistema de prestación personal extendiendo la exención tributaria a un buen número de trabajadores filipinos. Pese a todo, al igual que sus antecesores, se mostró intransigente ante las demandas de mayores libertades, dictando algunas medidas discriminatorias contra los nativos filipinos y vigilando estrechamente sus actividades, especialmente en lo que se refiere al desarrollo de la francmasonería. Durante su mandato se produjo además un motín protagonizado por los artilleros.

La gestión de José Malcampo estuvo marcada por el envío de una expedición armada a la isla de Joló en febrero de 1876, con el pretexto de castigar la actitud del sultán Jamalul Kiram I, quien había desafiado la soberanía de España. Al frente de unos nueve mil soldados, la mayoría de ellos filipinos, el gobernador dirigió personalmente las operaciones militares, aplastando la escasa resistencia local y obteniendo rápidamente la rendición del sultán. A continuación, el 3 de abril de 1876,firmó un nuevo tratado de paz y decretó el establecimiento de un gobierno militar para garantizar la soberanía española sobre la isla. Pese a que este hecho de armas distó mucho de ser una acción heroica, Malcampo fue condecorado por ello con los títulos de conde de Joló y vizconde de Mindanao en julio de 1877.


Solicitó ser relevado del cargo el 20 de diciembre de 1876, siendo sustituido en el mismo por Domingo Moriones el 28 de febrero de 1877.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

RETRATO DE JOAQUIN SOROLLA de Manuel Benedito Vives

Óleo sobre lienzo, de 100 x 76 cm. Museo de la Ciudad. Valencia.